• Subaru Legacy, mejor que nunca antes.

    Subaru es una marca que no vas a encontrar con frecuencia en ciudades como Miami o Los Ángeles, pero que es omnipresente donde quiera que el invierno traiga unas pulgadas de nieve. Crossovers listos para el todo terreno como el Outback y el Forester han definido al fabricante, eclipsando el único sedan en su alineación, el Subaru Legacy, que llega completamente rediseñado este año.

    Desde afuera

    No es fácil distinguir un auto completamente nuevo para el 2020, bajo la piel del nuevo Legacy. Desde afuera el Legacy carece de la frescura y el atractivo de sus competidores. La parte delantera es más elegante con cambios muy pequeños en el parachoques delantero y los bordes de la parrilla. Los faros lucen algo más modernos también, pero no hacen diferencia. A lo largo de los lados, el único cambio notable del sedán del año pasado es una línea de techo más empinada que se precipita hacia el maletero con rapidez. Comparado con el nuevo Toyota Camry, el Mazda 6 o el Hynday Sonata, este Legacy queda en total desventaja. No es que luzca mal, pero si queda en el anonimato.

    Por dentro

    Es en el interior donde el rediseñado Subaru ensena musculo.  La cabina bien ajustada del nuevo Legacy mantiene el diseño sencillo del viejo automóvil, pero con adornos y plásticos suaves al tacto que lo hacen parecer mucho más premium. Los pasajeros encontrarán mucho espacio en la parte delantera y trasera. Me encanto el cuero Nappa color caramelo en mi auto de prueban, un Touring, especialmente la forma en que se usa en grandes franjas en el tablero. En general, la cabina tiene un estilo elegante Y bastante funcional.

    Grandes secciones de material suave al tacto cubren el tablero y los paneles de las puertas, mientras que pequeñas piezas de molduras pintadas llenan los espacios. Los plásticos duros son pocos y distantes entre sí, y cada punto de contacto importante está forrado con algo agradable.

    La pieza central obvia de la cabina del Legacy es la pantalla multimedia Starlink de 11.6 pulgadas, perfectamente incorporada de forma vertical es este Subaru.

    Equipamiento y seguridad

    La pantalla vertical, que sigue la tendencia que se encuentra en las camionetas Ram, o en Volvos y otros, es tan grande que Apple Carplay y Android Auto (que por suerte vienen de serie en todos los acabados) solo usan aproximadamente la mitad del espacio disponible. Esto deja la mitad inferior para otra información relevante, como los medios, la configuración del vehículo y ajustes de clima.

    La interfaz completa es muy fácil de trabajar después de un corto período de aprendizaje, con estructura de menú generalmente simples. Las respuestas no son lo rápida que quisiéramos, pero no podríamos calificarlas de aletargadas. La navegación integrada está disponible en niveles de equipamiento más altos, y carece de los mapas de alta resolución acordes con una pantalla tan grande. Afortunadamente, cada 2020 Legacy viene de serie con Apple CarPlay y Android Auto para su experiencia de navegación.

     

    La otra adición importante en el Legacy es la suite de seguridad EyeSight de Subaru. El frenado de emergencia autónomo, el control de crucero adaptativo y la asistencia para mantener el carril son estándar en cada Legacy, mientras que el monitoreo de punto ciego, la alerta de tráfico cruzado trasero, el botón de arranque con llave de proximidad y las luces antiniebla LED están disponibles como parte de un paquete de unos $ 1,000 adicionales. Ofreciendo tanta tecnología de seguridad como equipo estándar y manteniendo el resto accesible muestra que Subaru está comprometido con la seguridad y que conoce a su audiencia.

    En la carretera

    Hay una nueva opción de motor turboalimentado para el Legacy 2020, que reemplaza al motor “boxer” de seis cilindros. Es el mismo cuatro cilindros turbo alimentado de 2.4 litros que utilizan en el SUV  Ascent y el  Outback, y produce 260 caballos de fuerza y ​​277 lb / ft de torque, acoplado a una transmisión continuamente variable o CVT y tracción total estándar, el sello distintivo de Subaru y una de las grandes ventajas frente a sus competidores.

    Este motor turbo no convierte exactamente el Legacy en un sedán deportivo, este motor agrega un impulso notable al paso del Legacy, con mucha potencia de gama baja y media. Desafortunadamente, el Legacy exhibe el mismo tipo de aceleración agresiva que hemos experimentado en el Subaru Ascent, que luego de un estampido de potencia inicial, esta se desvanece a medida que aumenta la velocidad, provocando una sensación de “desaceleración” un poco extraña. Cuesta un poco acostumbrarse a esta entrega de potencia, pero uno se acostumbra.

    Durante el manejo en la ciudad y en la autopista, el Legacy es súper cómodo y silencioso, sobre todo en sus asientos delanteros. Encuentre una carretera sinuosa y notará un balanceo en la suspensión y vaguedad en la dirección, pero nuevamente, este no es un automóvil deportivo.

    En la gasolinera

    La tracción total estándar y una gran carrocería no han echado a perder la economía de combustible del Legacy 2020.  30 millas por galón en manejo combinado o 27 para el modelo con motor turbo, son números relativamente cercanos a los de otros modelos de su clase, sin que lleguen a despuntar. El Honda Accord rinde un promedio de 34 millas por galón, pero recordemos que no tiene tracción total como el Legacy.

    Para escoger

    El precio del Subaru Legacy 2020 varía de $ 22,745 para un modelo base a $ 35,895 para un Touring XT bien equipado. Eso pone al Legacy, en línea con casi cualquier otro sedán mediano, aunque por supuesto vale la pena señalar que Subaru es el único que viene de serie con tracción total. El Legacy Premium por $ 24,995 es el primer modelo que puedes obtener con la pantalla de 11.6 pulgadas.

    El vecindario

    La competencia en este segmento viene mermada en el 2020 con bajas por parte de Chevrolet y Ford. Sin embargo, prácticamente cualquiera de los otros fabricantes posee un sedán mediano en su alineación.  El Nissan Altima, Hyundai Sonata, Toyota Camry, Honda Accord o Mazda 6 pueden considerarse como competidores.

    Concluyendo

    Las tenues actualizaciones de Subaru al diseño exterior del Legacy y las mejoras sustanciales a su cabina y la tecnología disponible, además de su tracción total estándar son suficientes para que sea una opción digna en la clase.

    No es ningún secreto que el Legacy de séptima generación llega en un momento en el que un número cada vez mayor de consumidores abandona los sedanes y avanza hacia crossovers y SUV. Si usted es una de esas personas que mira con desdeño a los sedanes, Subaru sigue teniendo excelentes opciones, como el nuevo Forester o el legendario Outback.

    Comments are closed.